martes, 24 de septiembre de 2013

Crisis? what crisis?




Os dejamos con una entrevista muy interesante a nuestro diseñador que ha publicado el diario español ''La Razón'', en la que habla de sus proyectos a corto plazo y que seguiremos muy de cerca. En los próximos días... ¡la reseña de la exposición!.


La sombra de la duda. Y algo más. Cuando se supo que David Delfín se bajaba de la pasarela Cibeles, la deducción fue inmediata: bancarrota. En plena crisis, era fácil deducir que decía adiós como otros tantos porque las cuentas no salían. Además, decidió mantenerse en silencio. Sonaba a despedida, al final de un proyecto que le llevó a revolucionar la moda de nuestro país, a arrancar titulares a golpe de sogas creativas y dar el salto a Nueva York. «A día de hoy hemos superado todas las ventas de 2012 y seguimos creciendo, paso a paso. No podemos evitar que la gente especule y que digan lo que les dé la gana. Como dice la canción de Alaska: "Mientras tanto, miro la vida pasar". Pues a mí me ocurre lo mismo, poco a poco se verá lo que voy haciendo y veréis todo lo que puedo poner en pie», detalla el creador a LA RAZÓN, que desmiente que se encuentre en una situación económica comprometida: «No sé donde se miran esas cosas, pero en los registros puedes comprobar cómo hemos cerrado el año 2012, e incluso el 2011. Desde que abrimos la empresa hemos vivido muchos cambios y situaciones complicadas y te puedo decir que estamos mejor que nunca».

Así, con esa tranquilidad se dejó ver esta semana en dos ocasiones por Ifema. Primero, para apoyar a Carlos Díez y María Escote. Después, como «padrino» de Pepa Salazar: «De la nueva generación de diseñadores, me tiene fascinado, me encanta su trabajo y creo que hay que seguirla muy de cerca. Es de mis favoritas». No le genera nostalgia ver los toros desde la barrera, esto es, desde el «front row», escoltado por su pareja, Prince Pelayo y Rossi de Palma. Más bien lo contrario. «Me hizo ilusión venir y saludar a todo el mundo. Me encanta que los guardia jurado, las peluqueras y las maquilladoras me echen de menos. Ya les he dicho que el sentimiento es mutuo. Pero esta temporada necesitaba hacer algo diferente.Estoy trabajando y, en cuanto lo tenga todo bien atado, lo sabréis. Espero que para la segunda quincena de octubre tenga preparado todo lo que tengo. No será un desfile pero será una forma de presentar mi trabajo».
Entonces, ¿habrá colección de la firma David Delfin para la próxima temporada? «Por supuesto. Pero después de más de diez años puedes entrar en una dinámica en la que pierdes la noción de las cosas. Por eso, necesitaba preguntarme por qué, para quién o para qué hago mi proyecto. Quería trabajar utilizando otros soportes para dar a conocer mis propuestas», subraya convencido de que su retirada del calendario de desfiles además le ha permitido priorizar la producción y la venta, puesto que cada puesta en escena le suponía frenar en seco el trabajo del taller en el verano. Este parón le ha permitido organizar una retrospectiva de su obra que presentará el 28 de septiembre en la Semana de la Moda de México, además de consolidar sus licencias en accesorios, como las gafas.

Eso sí, sobre qué hará durante la presentación y cómo será esa colección que prepara bajo llave, no dice palabra alguna. Pero deja abierta la puerta a volver a la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid: «No lo sé, voy a ver cómo va esta experiencia nueva y, sobre eso, veré lo que hago. Cibeles es mi casa, nací allí y allí seguiré. En algún momento seguro que volveré a casa... Por Navidad. Ya se lo dije a Cuca Solana –directora del certamen– cuando le anuncié que no desfilaría: "Quédate tranquila. De hacer un desfile, lo haré con vosotros'».

Autor: J. Beltrán
Vía fotos y texto: La Razón (Oficial)