jueves, 2 de febrero de 2012

Interview with David about Will




Bueno, mañana después de muchos meses, será el gran día. Por fin, podremos ver puesta sobre las tablas de la pasarela la nueva colección de davidelfin, Will. Tenemos muchísimas ganas de ver lo que nuestro diseñador nos propone para la próxima temporada, pero tenemos más ganas aún de ver la particular puesta en escena que ha preparado, el comeback de Bimba (tras una lesión en la rodilla, que le impidió desfilar en Katharsis), ver con que canción de Alaska se cierra el desfile, la canción creada para la ocasión por David y Diego e interpretada por Bimba,saber de que se trata la sorpresa final de la que habla David, pero sobre todo...las prendas. A continuación os dejamos una intensa entrevista realizada por el diario Qué al diseñador, en la que revela suculentos detalles de lo que nos espera mañana en la pasarela y habla de sus proyectos futuros. Recordad que esta noche publicaremos un post con los horarios y enlaces para ver la presentación de Will en directo. 
¡Mañana será sin duda un día genial!.


Como un flan. Así está David Delfín a sólo unas horas de su desfile en la Mercedes Benz Fashion Week Madridcuando nos recibe en su taller madrileño.El diseñador cumple diez años en la Semana de la Moda (antes conocida como Cibeles) y quiere celebrarlo por todo lo alto desde ya. Su colección 'Will' es una vuelta a sus orígenes, a sus colores y a sus patrones, pero con muchas sorpresas, como no podía ser menos viniendo de él. Qué.es ha estado con él y su entusiasmo por lo que hace es más que contagioso.
David, a unas horas del desfile, ¿sigues poniéndote nervioso? Super nervioso. ¡Creo que va a más! No sirve de nada eso de la experiencia y de haber hecho más de 20 desfiles, cada vez me pongo más nervioso. Vivo todo con tanta intensidad que me pongo de los nervios. Todo el trabajo, toda nuestra vida está puesta ahí y hay una carga emocional muy fuerte que me lleva a un estado de ansiedad muy fuerte. Duermo mal, me despierto pensando en cosas que tengo que hacer... Soy muy obsesivo.
Háblame de la colección que veremos el viernes en Cibeles'Will' tiene que ver con la voluntad. Lo que me gusta de esta palabra es que ayuda a construir el futuro. En inglés es el futuro y son momentos complicados para todos, así que me encantó esa idea de voluntad, mirar hacia delante, seguir construyendo... Hay también una especie de promesa, de decir: voy a seguir trabajando, tengo las ganas de seguir ahí a pesar de estos momentos complicados.
También es todo como muy técnico, ¿no? Si, además, me vino a la cabeza lo que es la 'rehabilitación'. Ya en el anterior desfile usé cintas de fisioterapeutas para dolores, y en este caso me encantó esa idea de rehabilitarnos. Uso tubos técnicos comprados en laboratorios para ejercicios que se han incorporado a la colección en los bolsos, cinturones, detalles en las prendas... Hay joyas también de látex con perlas, el látex forma parte de prendas en puños, cuellos, detalles en pantalones... Son materiales de laboratorio.
¿Y los complementos? Zapatos de Louboutin, gafas con Sun Planet, los bolsos son de Pelayo Díaz que ya nos diseñó los del anterior desfile, botas de Doc Martens. Además Pelayo nos asesora en el tema online con el que estamos a tope ahora...
 ¿Por qué este gusto por lo médico, los laboratorios?Hay algo muy médico, de líneas muy puras, vuelvo al blanco y negro después de la explosión de color de la anterior colección. Los tejidos son muy diferentes también, desde mezclas de algodones, poliéster, la sensación del tejido puede parecer piel sin serlo. Además, hay una colaboración con Elena Benarroch que me hace mucha ilusión porque es amiga.. Será una falda, un top y un abrigo en piel de cordero, que es hasta donde puedo llegar de forma ética porque no me gustan mucho las pieles, es como algo irracional.
Además hemos trabajado en una música específica para esta colección. La hemos creado desde el principio conBimba Diego de The Cabriolets, yo he hecho la letra, Bimba la voz... Todo va al detalle, hasta la música. El tema se llama 'Will'.
¿Cómo será la puesta en escena de 'Will'? La escenografía será minimalista y todo con referencias a laboratorios, lugares muy limpios, sitios que me fascinan. Tienen algo en sus estructuras, lo pulcro que está todo, es como inquietante. Me interesan plásticamente pero al mismo tiempo también me repelen por lo que se puede hacer ahí dentro. Es un sentimiento contradictorio. Hay referencias en piezas, cortes, algunas he eliminado las costuras de los hombros como si fueran cortadas con bisturí. Tendremos también un tejido que llamamos 'pantera', muy nuevo en mí porque yo no soy de estampados y es algo muy distinto.
¿Y los colores de la colección? Hay blanco y negro pero muchos tonos de los dos. Sólo un toque de mostaza, el color del látex y un pequeño toque verde en detalles. He vuelto a las raíces.
¿Qué te parece que se te considere el niño malo de la moda porque siempre impactas? Más que impactar, a mí lo que me gusta es emocionar. Intento crear una atmósfera que a través de la colección llegue. Es como si quisiera 'tocarte', llegarte, hacerte sentir algo. Para impacto ya hay cosas horribles en televisión donde puedes ver cómo alguien se abre la cabeza. ¡Pero sí que habrá una super sorpresa final apoteósica! Estamos empezando a celebrar nuestros diez años en la pasarelaCibeles, que será en septiembre pero ya tenemos ganas de fiesta.
Y después del desfile... ¿vacaciones? Después del desfile nos vamos todo el equipo, las costureras, la patronista... nos juntamos con unos amigos a comer algo. Luego por la noche hacemos una pequeña fiesta en una discoteca, que viene bien para desfogarte un poco. Luego ya manos a la obra otra vez. No hay tiempo para nada. Ya estoy viendo tejidos para la próxima temporada, me voy a Chicago para hacer un trabajo de vestuario con la compañía Luna Negra, tengo una cosa de una exposición sobre moda muy especial en la que voy a ser el comisario... Hay muchos proyectos y muy guays. Estamos también ya mandando las piezas a producción para que lleguen a las tiendas.
Somos una empresa pequeña y no hay tiempo para relajarse. Además, a mí me encanta mi trabajo y no me sienta muy bien relajarme porque empiezo a pensar en tonterías y me sienta fatal (risas).
¿Cómo afecta la crisis al mundo de la moda? La crisis nos afecta a lo bestia, pero es un momento para ponernos las pilas. Nosotros siempre hemos sido muy inquietos y eso nos ayuda en la bajada de ventas porque lo compensamos con otros proyectos.
¿Cómo definirías el estilo de las españolas? Hay de todo. Lo de la palabra estilo creo que está sobrevalorada. Está bien pero tenemos otras cosas. En España tenemos algo muy importante que es la gracia, el sentido del humor, y eso es un ingrediente que forma parte del estilo o la elegancia. Si eres elegante pero eres más sosa que nada... a mí se me cae.
¿Tienes algún icono de la moda? Lo que a mi me inspira son las cosas que me inquietan, términos más abstractos que intento trasladar a la colección. Pero en España me encanta Bimba y Alaska (por supuesto estará su música al final del desfile). De fuera adoro aCharlotte Rampling o Isabelle Huppert que me vuelve loco en 'La pianista' con esa camisa abotonada y falda negra... ¡Ojalá pudiera verlas a ellas vestidas con mi ropa!
¿La Semana de la Moda de Madrid está al mismo nivel que otras pasarelas? A nivel de estructura estamos al nivel de Nueva York, pero otras pasarelas tienen más prensa potente internacional y compradores más fuertes de fuera. Aquí estamos un poco acomplejados y no nos sabemos vender bien.
¿Cuál será la clave para la temporada que está al caer? El color, sin duda. Mezclar colores. La bomba de color va a ser imprescindible en primavera. Yo estoy con ganas de color aunque ahora vaya muy neutro (risas).
Vía entrevista: Qué    Vía Foto: Interiores( Davidelfin blog).